Mejor recuérdeme por mi coño y no por el de otras (y II)

Las sonrisas escalonadas en abrazos y los quiero junto con el me importa bien poco qué sucederá.

Te dibujaría heridas en los lugares más fríos. Condensaría las miradas y me revolvería entre mis sábanas. Te ataría los pensamientos. Jugaría con tus promesas y te mentiría. Te querría para siempre siendo consciente de que el siempre jamás será eterno. Te prometería no creer en los jamases y soñaría todos los días con tus manos entrelazándose en mi entrepierna.

Le mépris

Le mépris

-Me encuentro muy cómodo dentro de tu coño.
-Algunos me han dicho eso, otros lo han callado y supongo que otros tantos preferirían otros coños.
-Probablemente.
-¿Sabes? Las mujeres están equivocadas. Lo hacen mal.
-No te entiendo.
-Quieren ser únicas, especiales. Quieren que se enamoren de ellas.
-Cógeme el tabaco en el bolsillo de la chaqueta. Está en el derecho.
-Toma.
-Esto va para largo. ¿Quieres?
-No. Desean ser el mejor par de tetas, desean hacer las mejores mamadas… Desean ser algo que no pueden ser.
-Pero eso no sólo es algo que pretendan las mujeres. También los hombres buscamos eso.
-¿Quieres ser el mejor pene que ha estado dentro de mí?
-De eso tratan las relaciones.
-Será por eso que no tengo ninguna. No consigo comprenderlas.
-No tienes que comprenderlas. Todas las personas buscan ser lo mejor que ha pasado por la vida del otro. Aunque de una manera egoísta, es lo que buscan.
-Pues yo no quiero ser el mejor coño que has probado. Quiero ser uno. Quiero que lo recuerdes por ser diferente. Quiero que lo recuerdes cuando pasen los años pero no como el mejor. Sólo quiero que lo recuerdes.
-Puede que no volvamos a follar.

Se incorpora, cambia de canción y se recuesta otra vez. Parece que intenta soltar todas esas pequeñas cositas que se acumulan entre portazo y portazo. Parece que ella quiere decirle al mundo algo de lo que ni siquiera está segura. Se empeña en dibujar corazones en siluetas invisibles. 

-¿Haces lo mismo después de cada polvo?
-¿A qué te refieres?
-A esto, a hablar sobre coños y sobre lo mal que lo hacen las mujeres.
-No.
-Me gustas. Digo, podrías gustarme.
-Entonces volveríamos a follar. De hecho, podríamos hacerlo ahora mismo.
-¿Has hecho el amor alguna vez?
-Cada vez que he sentido alguna conexión especial con algún hombre, he hecho el amor. Y no estaba enamorada.
-Yo también necesito una conexión especial con las personas para acostarme con ellas.
-¿Por qué?
-Porque no todo el mundo tiene la capacidad de hacer el amor sin estar enamorado. Yo quiero entender y aprender esa habilidad.
-Tú y yo hemos hecho el amor.
-Lo sé.

 Hacen el amor y al terminar bajan las persianas. La luz molesta sobre las ideas. Y cuando se hace de día todo se vuelve tremendamente efímero.

Le mepris

-¿Recuerdas la conversación que acabamos de tener hace un rato?
-No suelo olvidar conversaciones así.
-Creo que la vida es muy bonita. Creo que nos encogemos en posiciones varias cuando estamos en la cama y apagamos la luz, pensando en nuestros fantasmas, y se nos olvida que todo lo que vivimos es maravilloso. Los dolores, las pérdidas… ¿Has perdido el control sobre tu vida alguna vez?
-Sí. Lo he perdido varias veces. Eso sí que merece la pena pero lo que dices de que el dolor es bello…es una memez. La vida no es una puta poesía.
-Cada uno puede entenderla como mejor le convenga. Yo nunca he perdido el control, nunca he dejado de planificar las cosas, los acontecimientos. Por marcar pautas, hasta marqué las pautas de los equívocos y obstáculos. Me he perdido, eso sí. Me he perdido hasta en lugares que frecuentaba a menudo. Perdona, estábamos hablando de coños.
– Siempre es mejor hablar de sexo que de amores. Los amores te recuerdan al pasado, a los errores. El sexo sólo te trae experiencia y buenas anécdotas.
-¿Buenas anécdotas? En mi cama ha habido algún que otro hombre con el pene muy pequeño. Extremadamente pequeño. Como una aceituna. No me gustan las aceitunas.
-Los penes pequeños deben de ser una frustración. Por eso me gustan los coños. No suelo encontrarme malas sorpresas.
-¿Por qué cuando nos acostamos con alguien nos empeñamos en ser lo mejor? ¿Por qué queremos ser la estrella de la función?
-Me he encontrado con muchas mujeres las cuales me han dicho que seguro que a todas les digo lo mismo. También me han preguntado si ha sido el mejor sexo que he tenido. Cosas así.
-¿Lo ves? Nos obsesionamos. Solemos quedarnos calladas después de corrernos. Y, de repente, un chip salta en nuestra memoria y hace que nos cuestionemos preguntas de ese calibre. Yo no. Las comparaciones son estúpidas y arrogantes. Dime, a mi qué cojones me importará si has probado un coño más dulce. Me importa que pienses que el calor del mío es cojonudo. Me importa que pienses que no quieres irte a tu maldita casa. Me importa que pienses que podrías enamorarte de mí. Eso sí me importa. ¿Ha habido un coño mejor en tu vida? ¿Y a quién le importa?
-A las demás mujeres que han estado en mi vida. ¿Se enamoran todos los hombres de ti?
-Ninguno. No soy lo que buscan. Yo no paro de enamorarme de ellos. Son enigmáticos, son delicados, tienen sensaciones que jamás experimentaré. Puedo aprender de ellos, me enseñan algo todos los días. Pero no soy lo que esperan. Las personas a las que nos dicen ser enigmáticas solemos defraudar más que cualquier otra persona.

Prometo quererte hasta que los días dejen de pasar y prometo no adelantar las agujas del reloj cuando éste se pare. Prometo dejar de prometerte las cosas que no puedo cumplir. Prometo no sentir miedo cuando decidas marcharte a territorios más cálidos. Prometo besarte la punta de las pasiones cada vez que no necesites amor. Prometo no esperar a que dejes de quererme. Prometo no creer en tus promesas. Prometo echarte de mi cama cuando no haya sitio para tantos.

Le mepris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s